Hormigón Polímero

Utilizado principalmente como vierteaguas, albardillas y fachadas ventiladas, es una mejora de la piedra artificial clásica, aportando ventajas como la mayor resistencia física con menores grosores o la no absorción de agua.